PUGLIA

Si estás pensando en viajar a esta región, seguramente te preguntes ¿qué ver en Puglia? La Puglia y el Salento son un destino perfecto para vacacionar, y mientras vas descubriendo todos sus rincones, vas disfrutando de su gastronomía y de la calidez de sus habitantes.

1.Dormir en un trullo

Un trullo (trulli, en plural), es una construcción cónica, hecha con piedras ensambladas, que podía servir de vivienda o de depósito para los granos que se cultivaban allá por el siglo XVI. No está bien en claro el origen, pero la versión popular cuenta que en la época en que reinaba el feudalismo, las personas debían pagar tributo por cada cuarto que tenían en su casa. El trullo fue la solución: cuando se corría la voz de que venían a cobrar, la gente desarmaba sus trullos y así se evitaba el gasto. Una vez que se iban, las piedras volvían a encastrarse y el trullo quedaban nuevamente en pie. Hoy en día los trullos son patrimonio cultural, por lo que está prohibido demolerlos. Todo a los largo del Valle d’Itria se pueden encontrar trullos derruidos por el paso del tiempo y también trullos muy modernos acondicionados por propietarios ingeniosos.

2. Bailar una pizzica

Sensual, alegre, irresistible. La pizzica es la música típica del sur de Puglia (Salento), en la que el principal instrumento es la pandereta. En sus orígenes la danza servía para venerar a la diosa Dionisia, pero con el tiempo al baile se lo asoció con la taranta y la tradición popular lo nombró como el único antídoto contra la picadura de las tarántulas. Aunque no hay pruebas fehacientes de que haya habido ese tipo de arácnidos en el sur de Italia, las personas (especialmente las mujeres) utilizaban las picaduras como pretexto para poder bailar libremente y expresarse con el cuerpo sin ser censuradas. En la actualidad, la pizzica es un danza folklórica que se baila en pareja, y hay festivales alrededor de todo el Salento.

3. Comer los taralli.

Unas rueditas saladas hechas de harina de trigo, horneadas y condimentadas que sacan el hambre a cualquier hora. Advertencia: los de cebolla pueden volverse una adicción.

4.Tomar vino negroamaro en Ostuni

Ostuni, la ciudad blanca, Ostine es conocida en toda Italia como la Ciudad Blanca, nombre debido a sus muros blancos y por la típica arquitectura del mismo color. Ostuni es un animado pueblo de colina con unas maravillosas vistas al Mar Adriático, iglesias, monumentos y arquitectura.

5. Comer orechiette

Los orecchiette (que quiere decir orejitas) son una pasta que se come mucho en cada casa italiana. Tanto, que la pasta se vende no sólo en los mercados sino también en las verdulerías y hasta en las estaciones de servicios. Hay orecchiette por todos lados y son tan, pero tan ricos, que con un sólo plato no basta.

6. Barroco lunático de Lecce

No importa cuántas iglesias hayas visto en Italia, nada se compara con la Basícila di Santa Croce. Ovejas, dodos, gremlins, dragones y una sobrecarga de elementos fantásticos hacen de esta fachada la más controversial de toda Italia.

7. Islas Tremiti. San Domino, San Nicola, Capraia, Cretaccio y Pinosa son las cinco pequeñas islas que componen las Tremiti. Se trata de un pequeño archipiélago de una belleza muy peculiar, rodeado por el mar Adriático, y un destino turístico ideal para los amantes del mar y del submarinismo. Las islas Tremiti nos ofrecen numerosas calas y grutas submarinas envueltas de aguas cristalinas. La estación turística va de mayo a octubre, pero durante todo el año podemos encontrar hoteles y restaurantes.

8. Valle de Itria.Situado en el corazón de Puglia, este fértil valle se extiende al norte de la provincia de Bari, entre Brindisi y Taranto, exactamente desde Putignano a Ostuni. El Valle de Itria de caracteriza por una exuberante vegetación, con gran calidad de olivos, de los que se obtiene uno de los aceites de oliva más preciados. El Valle d’Itria está sembrado de Trulli, además de viñedos y acogedoras granjas.

9. Bari Es la décima ciudad más grande de Italia. Bari es historia, y también un lugar clave para el transporte, ya que representa uno de los puntos de acceso más utilizado para quién quiere visitar la Puglia. En la ciudad podemos encontrar un castillo, un museo, una catedral y diversos monumentos religiosos. No nos podemos perder por nada del mundo la Basilica de San Nicola.

10.Polignano a Mare.Este lugar mágico ha inspirado al célebre cantautor Domenico Modugno para la creación del famoso “Volare”, un tesoro de la música italiana. En el centro de Polignano a Mare, situado al sur de Bari, es posible admirar las espectaculares construcciones de la época medieval.

11. Altamura.Es una de las localidades más importantes del mundo en cuanto a presencia de yacimientos arqueológicos.

12. Santa Maria di Leuca.En los “confines de la tierra” encontramos Santa Maria di Leuca, el lugar habitado más al sur de Puglia. No es por casualidad que el Santuario, el lugar sagrado más importante de la ciudad, sea conocida como la Basílica “De Finibus Terrae”. Para entender de verdad qué significa encontrarse en el extremo del tacón de Italia, hay que subir a la colina donde se ha construido la Basílica y ver la inmensidad del mar y más al fondo, las costas del norte de África.